Archive for Contaminación Acústica

El ruido ensordece a Bogotá

La responsabilidad de controlar esta contaminación es de la autoridad ambiental y de las Alcaldías Locales. Los equipos disponibles y el personal capacitado son insuficientes para hacer los controles, advierte la Personería. Cinco localidades concentran 51% de las quejas que sobre el tema recibe el DAMA.
El DAMA y las 19 Alcaldías Locales urbanas de la ciudad carecen de los equipos y del personal idóneo para hacer un control efectivo a la contaminación auditiva generada por los establecimientos comerciales de entretenimiento y diversión abiertos al público.Un estudio de la Personería de Bogotá determinó que en el Departamento Técnico hay cinco sonómetros operados por un funcionario de planta y dos contratistas, quienes también deben apoyar a las alcaldías locales y hacer las mediciones de contaminación auditiva de industrias, lo cual es insuficiente para adelantar una gestión idónea en una ciudad de más de siete millones de habitantes.En las Alcaldías Locales el tema también es preocupante. 13 de ellas tienen sonómetros propios o suministrados por el DAMA pero no son calibrados oportuna ni frecuentemente. Tampoco son operados por personal idóneo, lo cual resta credibilidad y fuerza jurídica a las mediciones.De otro lado, el DAMA ha recibido, desde el año 2002 y hasta el 2005, 2.514 quejas ciudadanas por contaminación auditiva generada por los establecimientos comerciales abiertos al público, equivalentes al 25% de los requerimientos que recibe la entidad.Entre tanto, las 19 localidades urbanas han recibido 2.207 requerimientos por parte de los ciudadanos, desde que son competentes a partir del año 2001.La veeduría realizada por la Personería de Bogotá, estableció también, que en las localidades de Kennedy, Suba, Engativá, Barrios Unidos y Puente Aranda se reporta el mayor número de quejas, concentrando el 51% del total de éstas, donde los establecimientos comerciales como bares, tabernas y discotecas violan los límites de decibeles permitidos por las normas.Desde el punto de vista presupuestal, las Alcaldías Locales de Fontibón, Teusaquillo y Santa Fe suscribieron onerosos contratos de consultoría para hacer diagnósticos en la materia, pero los informes de ejecución no han servido de insumo a las autoridades para que mejoren su gestión y optimicen los controles. El monto de esos contratos es superior a los cien millones de pesos ($100’000.000).A pesar del preocupante diagnóstico, la Personería Distrital destaca el esfuerzo de la Alcaldía Local de Chapinero, que hace los controles con frecuencia; además adelanta campañas de educación ambiental y realiza acuerdos de autorregulación con los comerciantes para minimizar los impactos de la contaminación auditiva.

Cómo disminuir la contaminación acústica en las cuidades

La contaminación acústica tiene directa relación con la expansión de las ciudades, donde las grandes concentraciones poblacionales, el transporte, las industrias y el comercio constituyen las principales fuentes del ruido.

En términos simples, el ruido es un “sonido no deseado” que afecta la salud y el bienestar de hombres y mujeres. Todo ruido que provoca efectos adversos en las personas se puede catalogar como contaminante.

Las personas que están sometidas a la contaminación acústica pueden sufrir daños auditivos en variados grados, dependiendo de su exposición al ruido, así como también diversas reacciones: dolores de cabeza, irritabilidad, aumento de la presión sanguínea, trastornos del sueño, fatiga, entre otros.

Recomendaciones para disminuir la contaminación acústica

 

 

No practicar conductas ruidosas en casa: gritos, taconeos, portazos, utilización de electrodomésticos en períodos de descanso.

Bajar el volumen del equipo de música, radio, televisión, videojuegos, asegurando de que sólo se escucha en casa.

No usar la bocina del automóvil, salvo en las situaciones de inminente peligro.

No permitir que las mascotas perjudiquen el derecho de las personas al descanso y la tranquilidad.

Solicite que bajen la música en los lugares públicos cuando la considere elevada.

Infórmese de sus derechos en relación al ruido. Solicite información sobre la normativa nacional y de su comuna, y exija su cumplimiento sin reparos.

 

Proteja su salud física y mental

Utilice protección en los oídos cuando use herramientas ruidosas (taladros, soldadoras, pulidoras, etc).

No use el walkman a un volumen alto.

Aprenda a disfrutar del silencio.

 

Cómo hacer una denuncia
Debido a que la fiscalización de ruidos se realiza en los lugares afectados, es necesario que el denunciante se identifique plenamente y entregue datos relevantes para detectar las condiciones específicas de las emisiones de ruidos. De esta forma, se debe concurrir a las Oficinas de Atención del Usuario de la autoridad de salud competente, que en la Región Metropolitana es el Sesma.